LOS PADRES SON ESENCIALES

Los datos muestran los benficios que ofrecen los padres

por el Padre John Flynn, LC

La investigación sobre temas de familia continúa confirmando la importancia de ambos padres como la mejor base para criar a los niños. Un problema común en las últimas décadas es la ausencia de los padres y el correspondiente aumento en el número de familias encabezadas por madres solteras.

Un informe reciente confirmó que el papel del padre, de hecho, es necesario para los niños. La edición de febrero de la revista Acta Paedriatica publicó un artículo titulado, “Fathers’ Involvement and Children’s Developmental Outcomes: A Systematic Review of Longitudinal Studies” (La participación del padre y los resultados en el desarrollo de los niños. Una revisión sistemática de estudios longitudinales).

El artículo fue escrito por cuatro académicos: Anna Sarkadi, Robert Kristiansson, Frank Oberklaid y Sven Bremberg. Ellos revisaron las conclusiones de 24 estudios. De estos, menos de 22 proporcionaron  evidencias de los efectos positivos de la participación de los padres.

El papel de la paternidad activa no sólo reduce la frecuencia de problemas de comportamiento en los chicos y de problemas psicológicos en las chicas jóvenes, sino también tiene un efecto positivo en el desarrollo cognitivo, junto con índices menores de delincuencia y de problemas económicos en las familias de bajos ingresos.

A pesar de la cantidad de pruebas convincentes, el estudio señaló que: “Lamentablemente, las actuales políticas institucionales en la mayoría de los países no apoyan la participación creciente de los padres en la crianza de los niños”.

Algunos estudios hicieron la distinción entre los padres biológicos y las figuras paternas que cohabitan con los niños, pero los autores afirman que se necesitan más investigaciones sobre el papel de los vínculos biológicos entre la figura paterna y el niño. Hay resultados que indican que las figuras paternas no biológicas pueden desempeñar un papel importante para los niños en sus hogares. De la misma manera, afirman los autores, existen pruebas de que los padres biológicos pueden ser significativos de forma específica.

Sin embargo, en términos generales, “las evidencias indican que el compromiso del padre afecta de forma positiva los resultados sociales, comportamentales, psicológicos y cognitivos de los niños”, concluyen.

Efectos en los niños

Otro estudio, publicado la semana pasada por el Centro para el Matrimonio y las Familias del Instituto de los Valores Estadounidenses, confirma que la investigación académica ahora favorece a la familia. En “The Shift and the Denial: Scholarly Attitudes Toward Family Change, 1977-2002” (El cambio y la negación: actitudes académicas con relación a los cambios de la familia, 1977-2002), los autores Norval Glenn y Thomas Sylvester, junto con Alex Roberts, documentan cómo ha evolucionado la opinión académica.

Ellos estudiaron los 266 artículos publicados en el Journal of Marriage and Family (Revista del Matrimonio y la Familia) desde 1977 hasta 2002, relacionados con la forma en que la estructura familiar afecta a los niños. “En términos generales, encontramos pruebas sólidas de que los académicos se preocupan más con los efectos de los cambios familiares sobre los niños”, afirman.

Con el paso de los años, los intelectuales han adquirido una mayor conciencia de los posibles efectos negativos del divorcio y el embarazo de mujeres solteras sobre los niños, de acuerdo con el estudio. Según comentan los autores, este es el caso particular de los estudios empíricos, en oposición a los artículos de opinión.

Glenn y Sylvester afirman también: “Ahora existe un amplio consenso sobre los efectos negativos de los recientes cambios familiares, lo suficientemente sólidos y dominantes como para que se les dé importancia”.

Este artículo se extrajo de Zenit. © Innovative Media, Inc.