LOS PADRES SON ESENCIALES


¿Qué debe hacer un padre?

Esté presente. Sea usted mismo.

por Marie Hartwell-Walker, D. Ed.


Los estadounidenses parecen estar más confundidos que nunca sobre el papel de los padres en la vida de los niños. Por una parte, cada vez más padres se ausentan totalmente o durante períodos significativos. De acuerdo con el Censo de 2006, el 23% de los niños de menos de 18 años no vive con su padre biológico, y esa cifra está aumentando. Por otro lado, si busca el término "paternidad" en Internet encontrará decenas de sitios dedicados a enseñar, estimular y apoyar a los hombres para que se involucren más en la crianza de los hijos.

Mientras tanto, muchas comedias de situación y dibujos animados de la TV continúan retratando a los padres como estúpidos o, en el mejor de los casos, como niños grandes con buenas intenciones pero mal orientados, para los cuales la esposa tiene que ser una madre.

Si una criatura de otro universo viera Los Simpsons, Todos aman a Raymond, Padre de familia, etc., se iría con una idea bastante distorsionada de cómo funcionan los hombres en los Estados Unidos.

En medio de toda esta confusión, existe un consenso cada vez mayor: los chicos necesitan a sus padres tanto como a sus madres.

Independientemente de si el padre vive con sus hijos, su participación activa en la crianza de esos niños resulta beneficiosa para todos. Los chicos se convierten en adultos más saludables. Los padres alcanzan una madurez más compleja y plena.

Las madres tienen un compañero confiable en la paternidad para compartir las responsabilidades y desafíos, así como las conquistas de la crianza.

¿Cómo se traduce esta idea de un "padre comprometido" en la vida cotidiana?

Los estudios actuales señalan las siguientes orientaciones prácticas como forma de ejercer una paternidad responsable.

Asuma su responsabilidad. Una vez que usted se convierte en padre, será un padre para el resto de su vida. El conocimiento de la paternidad cambia a un hombre. Puede ser una fuente de orgullo y madurez o una fuente de vergüenza y arrepentimiento. Incluso si usted tiene buenas razones para no involucrarse activamente, el reconocimiento de su paternidad es el regalo mínimo que le puede ofrecer a su hijo. La paternidad ofrece muchos beneficios legales, psicológicos y financieros. Si desea estar presente en la vida de su hijo, esto también protege su derecho de pasar tiempo con el niño en caso de que se separe de la madre.

Esté presente. En diversos estudios, los niños afirman continuamente que les gustaría pasar más tiempo con sus papás. Independientemente de que el padre comparta el hogar con los niños y con la madre, los chicos necesitan tiempo con su papá. Trabajar juntos en una tarea cualquiera o simplemente divertirse juntos puede ser tan significativo como asistir a eventos o tener aventuras. Los niños quieren conocer a sus padres. Y lo que es igualmente importante, quieren que sus padres los conozcan.

Esté presente a lo largo de su infancia. No existe un período en la vida de un niño que no sea importante. Los estudios muestran que, incluso los niños pequeños, conocen y responden a sus padres de forma diferente al modo en que lo hacen con sus madres. El vínculo que usted crea con un bebé define la base para toda la vida. A medida que el niño crece, lo necesitará a usted de forma diferente, pero siempre lo necesitará. Los pequeños testarudos, los preescolares curiosos, los niños que crecen, los adolescentes irritables: cada edad y cada fase tiene sus desafíos y recompensas. Los niños cuyos padres les hacen saber que vale la pena el tiempo que pasan juntos y merecen la atención que les brindan son chicos que crecen fuertes y saludables. Los chicos y las chicas que crecen con la atención y la aprobación, tanto de sus mamás como de sus papás, tienden a tener más éxito en la vida.

Responda a las necesidades de los niños, no a su relación con la madre. Independientemente de si se lleva bien con su novia o esposa (actual o ex), su relación con los niños es exactamente eso: su relación con los niños. Los niños necesitan previsibilidad. Necesitan cuidado. Necesitan una relación amorosa con usted. Necesitan cualquier tipo de apoyo financiero que usted les pueda brindar. Ninguna de estas cosas debe depender de sus desavenencias o peleas con la madre. Ninguna de estas cosas debe usarse como forma de ajustar cuentas con ella.

Tenga una relación de respeto y gratitud con la madre. Es perfectamente posible ser un buen padre, tanto dentro como fuera del matrimonio. Independientemente de que usted y la madre de los niños puedan ser una pareja comprometida, pueden apoyarse entre sí como padres. Los niños crecen mejor cuando sus padres se tratan con respeto y aprecio. De esta forma, los niños no se sienten divididos entre las dos personas que aman.

Realice su contribución financiera. Los niños necesitan que los alimenten, los vistan, los cuiden y les ofrezcan un techo. Los niños cuyos padres los mantienen viven mejor, se siente valorados y tienen una mejor relación con ambos padres. Necesitan el modelo de un hombre responsable que actúa de forma responsable. Así como necesitan que usted esté presente en sus vidas, independientemente de que viva o no con la madre, también necesitan que cumpla con sus obligaciones financieras de la mejor forma, dentro de sus posibilidades.

Equilibre la disciplina y la diversión. Algunos papás cometen el error de aplicar apenas la disciplina. Los niños crecen con miedo de sus padres y son incapaces de ver al hombre que está por detrás de las reglas. En el camino opuesto, pero igualmente equivocados, están los padres que se concentran tanto en la diversión que se vuelven un niño más y les dejan siempre a las madres la carga de ser la "dura". Los niños necesitan tener padres que sepan cómo establecer límites firmes y razonables y cómo relajarse y pasarla bien. Ofrézcase a usted mismo y a los chicos la estabilidad que proviene de los límites claros y los buenos recuerdos que acompañan a los juegos.

Sea un modelo de masculinidad adulta. Tanto los chicos como las chicas lo necesitan como modelo de lo que significa ser adulto y hombre. No se equivoque: los niños lo observan todo el tiempo. Ellos perciben cómo trata a los demás, cómo enfrenta el estrés y las frustraciones, cómo cumple con sus obligaciones y si se comporta con dignidad. Conscientemente o no, los chicos se volverán iguales a usted. Las chicas buscarán a un hombre que se le parezca bastante. Bríndeles una idea de masculinidad (y relaciones) de la que se pueda enorgullecer.

Más allá de estas consideraciones, existe poco acuerdo sobre cómo debe comportarse un "padre ideal".

Parece que no es importante (en términos de la salud mental de los niños) si los padres trabajan fuera de casa o se quedan en el hogar con los niños.

Tampoco parece ser importante qué tipo de trabajo tiene el papá o cuánto gana, siempre y cuando se esfuerce lo máximo posible.

Y no es importante el tipo de intereses y habilidades del padre, en la medida en que los comparta con sus hijos.

No. No parece importante si el padre es bastante afectivo físicamente o si su amor es menos expresivo, siempre y cuando los niños tengan la seguridad de cuánto le importan.

Lo que importa es que los padres estén comprometidos con sus niños y se relacionen con ellos a lo largo del tiempo. Cuando los padres asumen esa responsabilidad seriamente, sus niños tienen más probabilidades de tener éxito y los padres de no tener motivos de arrepentimiento.

© 2008