Protector De La Familia Cristiana


Fortalecimiento de las familias cristianas

por Father Gabriel O’Donnell, O.P.

Enviado a servir a los jóvenes de su congregación, el Padre McGivney a su vez "envió" al mundo a los jóvenes bajo su influencia y dirección para que se convirtieran en buenos esposos y padres, verdaderos caballeros de Dios y del país. Su trabajo con los jóvenes impulsó la formación de familias católicas fuertes. Nunca permitió que su dedicación al ideal de la masculinidad cristiana expresado con tanta claridad en la fundación de los Caballeros de Colón opacara su objetivo supremo de proteger el bienestar de todo el grupo familiar. Apenas un par de años después de establecer la Orden, comenzó a limitar su participación en los Caballeros para estar a disposición de toda su congregación.

Aunque se concentró en la tarea inmediata, nunca perdió de vista su objetivo supremo: proteger y fortalecer las familias cristianas. De alguna manera, la fundación de los Caballeros de Colón fue más un medio que un fin: un medio para fortalecer a los esposos y los padres para que pudieran, a su vez, fortalecer a sus familias en la fe y proteger su bienestar material.

En el New Haven Observer, quedó registrado un fragmento de un sermón del Padre McGivney de 1884. En él, queda claro que también consideraba que la política era un medio para construir una sociedad mejor.

El Padre McGivney les dijo a sus feligreses: "Amigos, la campaña política ya está por finalizar y ha llegado el momento de decidir cuál de todos los candidatos presidenciales va a recibir su voto. Al momento de votar, deben fijarse bien en las responsabilidades que tiene cada ciudadano de este gobierno libre. No permitan que las palabras conciliadoras o seductoras de políticos tramposos ni los seductores dólares los muevan un milímetro del camino correcto. No voten como les dicten otros hombres, sino como hombres con los intereses del país en el corazón. Voten siguiendo los dictados de su conciencia.".