Temas previos 

Puede lograr que sus hijos sigan siendo católicos.  Le decimos cómo ...

Una charla con un autor católico, padre de 11 hijos, Patrick Madrid

Hay muy pocas cosas que un padre pueda dar a sus hijos que les duren para siempre: el último modelo de iPod, un fondo de ahorro o incluso una educación universitaria solo le duran esta vida. Pero hay algunos regalos eternos que un papá debe esforzarse por transmitir. Se trata del amor, y la mayor expresión de amor que se encuentra en la muerte y resurrección de Jesucristo. Es decir, la fe católica.

Patrick Madrid

Catholic author Patrick Madrid

Para brindar una guía,  Padres para Siempre habló con Patrick Madrid, un autor católico, presentador de la edición del jueves del programa de radio “Línea Abierta” de EWTN (Jueves de 3 a 5 p.m. TE), y director del Envoy Institute of Belmont Abbey College. Él y su esposa Nancy tienen 11 hijos, entre los 28 y 8 años de edad, y ocho nietos.

Padres para Siempre: ¿Sus hijos siguen siendo católicos practicantes?

Madrid: Sí, gracias a Dios, los cinco hijos que aún viven con nosotros practican todos la fe (¡no les queda más remedio!), y nuestros seis hijos adultos que ya viven independientes (tres de ellos casados con hijos propios) también son católicos devotos y practicantes.

PPS:  Dénos algunos ‘ingredientes’ clave para que la Fe resulte fresca y agradable para los niños.

Madrid: No podemos subestimar la importancia del buen ejemplo de los padres cuando pensamos en lo que los padres católicos pueden y deben hacer para promover una fe viva en Dios y un amor por la Iglesia en el corazón de sus hijos. Tiene un poderoso efecto cuando mamá y papá viven lo mejor que pueden su propio amor por Dios, de una forma visible aunque no ostentosa, por medio de la oración, la piedad y la vida sacramental.

Una analogía que uso a menudo es la del cultivo de tomates. El Sur de California, donde nací y crecí, tenía grandes parcelas plantadas con tomates, que se identificaban de inmediato por los miles de estacas verticales a las que estaban atadas las plantas. Si se le deja crecer de manera natural, el tallo simplemente crece sobre el suelo y produce tomates de calidad inferior, y a menudo plagados con gusanos, orugas, hongos, etc. Pero si la planta se ata a una estaca y se le obliga a crecer derecha, produce frutos saludables. Es cierto que las orugas y hongos aún son peligros que deben tomarse en cuenta, pero el daño que produzcan será mucho menor cuando el tallo ha sido firmemente sujeto a una estaca.

La analogía es clara. Como dicen las Escrituras “Inicia al niño en el camino que debe seguir, y ni siquiera en su vejez se apartará de él.” (Proverbios 22:6). Los niños necesitan una guía firme y un buen ejemplo en sus primeros años para que crezcan derechos y “rectos” en su conocimiento y amor de Dios. Así que resulta esencial combinar los beneficios de un buen ejemplo de papá y mamá con una transmisión clara y decidida de las verdades de la fe.

PPS: Algunos padres quizá se sientan incapaces de realizar esta tarea.

Madrid: Quiero ser muy claro, yo no me erijo como ejemplo de perfección paterna. Todos nos equivocamos, todos perdemos el rumbo en ocasiones, y estoy seguro de que mi esposa y mis hijos pueden decirle dónde me he equivocado muchas veces.

Me refiero al esfuerzo diligente que debe realizar un padre para impartir los conocimientos básicos de la fe católica, y su esfuerzo decidido por enseñar a sus hijos cómo vivir realmente esa fe. No se requiere un doctorado en teología para ello, Lo que se necesita es una conciencia clara de la voluntad de Dios para uno como padre, un amor perdurable por Él, y al menos un conocimiento básico de las creencias católicas unido con el deseo de aprender más durante toda la vida (el Catecismo de la Iglesia Católica constituye una herramienta útil y práctica para lograrlo).

Madrid Family

Patrick and Nancy Madrid and their 11 children.

Nadie pensaría que sus hijos lo van a tomar en serio si lo único que tiene es un conocimiento de escuela primaria sobre el manejo del dinero o las demás obligaciones que debe cumplir un padre para criar a su familia. De la misma forma, si nunca trata de aprender más y crecer en su conocimiento y amor de la fe católica, la idea que les transmitirá es que vivir la fe católica no es realmente importante para usted. Cuando crezcan, buscarán a otra persona que les resuelva sus dudas sobre Dios y el significado de la vida. Y eso no es bueno.

PPS: Dénos algunas sugerencias para dar este buen ejemplo.

Madrid: En primer lugar, debe enseñar a sus hijos que la fe católica es más que una hora a la semana el domingo. La Misa del domingo debe ser la culminación y una obligación absoluta en la semana, pero no es todo.

Un hogar católico es una especie de “iglesia doméstica”, como lo han señalado Juan Pablo II y otros. Esto no significa que deban comer con cantos gregorianos e incienso. Pero sí que la fe debe guiar la rutina diaria y las decisiones del hogar. Los niños deben ver que sus padres son realmente piadosos, insisto, no de manera ostentosa, sino de manera que sepan – porque lo pueden ver – que sus padres buscan con confianza a Dios Todopoderoso durante todo el día, y su orgullo no les impide pedir ayuda del cielo.

Siempre los aliento a que recen el Rosario en familia. Si usted, como padre de familia, invoca con confianza la poderosa intercesión de la Santísima Virgen María todos los días (después de todo, sabe bien lo que es ser madre) en nombre de su familia, en especial de sus hijos, puede estar seguro de que, sin importar los baches de la vida, ella estará presente para ayudarlo.

En ocasiones puede resultar difícil reunir a toda la familia, pero los beneficios espirituales de rezar el Rosario son enormes, en especial si a cada niño se le permite participar recitando una parte de esta hermosa plegaria. Otros actos de piedad son, por ejemplo, rezar antes y después de la comida (de cada comida), las oraciones nocturnas que incluyen devociones como el Acto de Contrición, la Oración a San Miguel Arcángel, etc.

Más allá de las manifestaciones externas de oración y piedad en el hogar, los niños deben ver que papá y mamá están imbuidos con los resultados de la oración, es decir, que realmente viven los dones de la fe, la misericordia y el perdón. Tener niños en casa es realmente una fuente constante de examen de conciencia. Un padre hace bien en decir a sus hijos que no deben chismear ni criticar a los demás, pero ¿no habla él sobre su prójimo de manera poco caritativa? Si papá les dice a sus hijos que deben ejercer la moderación, pero él  come o bebe en exceso, eso les envía el mensaje equivocado: “Haz lo que  te digo, no lo que yo hago”. Decir que sus hijos que no deben ser respondones ni irrespetuosos está bien, pero si el padre les da el mal ejemplo al gritarle a su esposa o ignorarla, dirige a sus hijos palabras vacías. Y la lista es larga.

No cabe duda de que sus hijos captarán cada momento en que actúe según el consejo que les dio. Claro que ningún padre es perfecto, y nuestros hijos lo comprenderán también, pero creo que deben ver a hombres que aman a Dios y hacen lo mejor posible por vivir su fe, por la gracia de Dios. Una cosa más. Muestre a sus hijos que usted frecuenta el sacramento de la Confesión. Esto les ayudará a ver que usted realmente “anda el camino” así como “dice el discurso”.


El sitio Web personal de Patrick Madrid es www.patrickmadrid.com. La dirección de su blog es http://patrickmadrid.blogspot.com.