LA SALUD

Salud: Cualquier cosita ayuda

Incluso un poco puede significar mucho. Esta ecuación se aplica a muchas áreas de nuestras vidas, incluyendo nuestra salud.

Reducir un poco de azúcar o sal todas las semanas puede resultar en  grandes beneficios para  su silueta o presión arterial. Caminar un poco cada día puede fortalecer su corazón y tono muscular.

Sin embargo, muchos de nosotros caemos en la trampa del ‘todo o nada’. “¡Mañana empiezo esa dieta sin grasas!” “¡La semana que viene camino en la cinta una hora!” Decimos esto con una determinación férrea, luego comemos una dona a hurtadillas en el almuerzo o nos torcemos un músculo y se pierde todo el proyecto de la actividad física. Llevará un tiempo tomar la determinación de nuevo.

¡Concentrarse en lo que se puede realizar y en lo que se puede lograr! Esa debe ser nuestra determinación. El hecho es que cualquier cosita ayuda y al hacer cosas simples sistemáticamente crearemos un hábito que nos ayudará a seguir el camino de una mejor salud más fácilmente y con menos desventajas o lesiones.

Los beneficios pueden ser sorprendentes.

Paso 1: Visite a su médico e idealmente realice un control físico completo, en especial si tiene más de 45 años.

Paso 2: Piense en rutinas semanales, por ejemplo, suprimir el postre todos los días durante una semana y verá resultados alentadores.

Paso 3: Ejercítese gradualmente. Caminar un poco más todas las semanas o subir las escaleras un piso o dos en lugar de tomar el elevador.

Paso 4: Mantenga una actitud positiva. No permita que los contratiempos lo venzan. Si un día no puede mantener su nueva rutina, levántese la mañana siguiente y comience de nuevo.